LA SIEMBRA: EL CAMINO DEL GUERRERO (Parte III)

//LA SIEMBRA: EL CAMINO DEL GUERRERO (Parte III)

LA SIEMBRA: EL CAMINO DEL GUERRERO (Parte III)

En esta fase, recogemos a nuestro guerrero maltrecho, recién salido del desierto, con sus primeros deseos genuinos emergiendo como pompas de jabón de múltiples colores.

Al principio, seremos como niños que se quedan maravillados contemplándolas, intentando averiguar de dónde viene algo así, cómo es posible que sea tan simple pero tan maravilloso a la vez.

Debido a la rutina de automatismos en la que nos hemos movido durante tantos años, será realmente difícil discernir cuáles de esos deseos son “programados” y cuáles “genuinos”. Cuáles son humo y cuáles pompas de jabón.

Para intentar ayudar al lector a distinguir esta diferencia, bastará con dirigir, una vez más, nuestra mirada al cuerpo y a los sentidos.

Si, cuando pensamos en ese deseo, sentimos que todo el cuerpo se contrae, como si se estuviera preparando para realizar un gran esfuerzo y nos invade un ligero sentimiento de angustia: ¡¡STOP!!. Estamos ante un deseo automático, programado. Más conocido como un “TENGO QUE”. Paremos de inmediato. De esta semilla sólo crecerá mala hierba que no contribuirá a alimentarnos, ni a deleitarnos con su belleza. ¿Qué se suele hacer comúnmente con la mala hierba? Arrancarla de raíz. Pues eso haremos con este “impulso”, que no deseo. Erradicarlo de nuestra mente. No nos sirve.

Ahora bien, si, por el contrario, cuando reflexionamos sobre un deseo, sentimos que nuestro cuerpo se relaja, invadiéndonos una ligera sensación de euforia: ¡¡BINGO!!. Estamos ante un deseo genuino. Más conocido como “QUIERO”. Dejémonos fluir hacia su consecución. Y digo “fluir” porque, en este caso, el esfuerzo a realizar es tan leve que casi no se percibe, transformando la trayectoria en una especie de “montaña rusa” divertida en la que, desde la seguridad del coche y los arneses que nos protegen, podemos disfrutar de las curvas, subidas y bajadas que nos lleven hasta nuestro objetivo, así como aprender de nuestras sensaciones y emociones durante la experiencia. La dicha está aquí garantizada, tanto en el tránsito, como en la consecución. Es más, esta montaña rusa está tan bien hecha y es tan sólida que, bajo ninguna posibilidad, permitirá que nuestro cochecito se desequilibre y salga de sus raíles. Llevándonos siempre al punto de destino elegido.

Y en esto consiste la siembra, querido lector: ejercitarse en saber diferenciar correctamente las semillas de frutos y flores, de las de mala hierba, plantando las primeras y deshaciéndonos de las segundas.

Durante este recorrido, habrá un determinado momento en el que algo se “colocará” en nuestro interior, con esa especie de “clac” que hacen las piezas de un puzzle cuando encuentran su lugar.

En este punto, el ejercicio de distinción se habrá fijado ya en nuestro inconsciente y pasaremos a realizar la selección de forma automática, natural. Digamos que nos habremos “desprogramado”.

Dumbo aprende a emprender el vuelo [/fusion_text]<div class="fusion-text"></div> Coaching Madrid, Be the Change

Dumbo- Walt DIsney

Probablemente, nos invada una sensación de libertad que es difícil de explicar con palabras. Para encontrar algo que ayude a entenderla, debo referirme a la famosa película de mi querido Walt Disney: “Dumbo”.

Al principio, cuando el elefantito quiere aprender a volar, necesita de una especie de “amuleto” que le recuerde que puede hacerlo. Por ello, sus amigos los cuervos, le regalan una “pluma mágica” que deberá llevar en la trompa siempre que quiera deslizarse por el aire.

Pero, al final, en el momento en el que pierde su “amuleto”, y aunque, inicialmente, el pánico le invade, súbitamente su cuerpo recuerda la “sensación” que tenía cuando volaba con la pluma y, automáticamente, sin darse cuenta, sin ser consciente de ello, sus orejas empiezan a moverse y se encuentra a sí mismo volando libre, sin instrucciones ni amuleto, exclusivamente dirigido por sí mismo y su genuino deseo de VOLAR.

Pues bien, queridos lectores: ¿preparados para emprender el vuelo?

¡¡ALLÁ VAMOS!!

By |2017-02-22T17:29:54+00:00agosto 17th, 2015|Coaching|0 Comments

About the Author:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies